¿Cómo prevenir las infecciones de las vías urinarias?

Compartir

La infección de orina está ocasionada por la invasión de microorganismos en el tracto meadero. Puede generarse por 2 fuentes diferentes: por el radical inferior de las fuentes urinarias (abertura en la punta del pene o bien de la uretra, conforme se intente un hombre o bien de una mujer), que es la situación más frecuente; o por medio del fluido sanguíneo, en tal caso la infección daña de forma directa a los riñones.

Las infecciones de las fuentes urinarias más habituales son las producidas por bacterias, si bien además de esto tienen la posibilidad de presentarse merced a virus, hongos o bien parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que comúnmente vive en el intestino.

Causas

La causa más recurrente en los varones, de infecciones a reiteración, es una infección bacteriana persistente en la próstata. Las mujeres contraen con continuidad infecciones de la vejiga después de una relación íntima, probablemente pues la uretra padeció magulles durante exactamente la misma. En casos muy particulares, las infecciones repetidas de la vejiga en las mujeres son producidas por una conexión anormal entre esta y la vagina.

En verano habitúan acrecentar las situaciones de cistitis merced a la sudoración y los baños en piscinas y playas por el hecho de que favorecen la humedad de la zona genital lo que permite la proliferación de microorganismos.

Síntomas

El cuadro clínico de la cistitis puede mudar en funcionalidad de la zona en la que se presente la infección. Estos son los rastros usuales de la infección de orina:

  • Necesidad urgente y recurrente de mear.
  • Picazón o bien quemazón en la uretra al mear.
  • Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).
  • Mal al mear y en las relaciones íntimas.
  • Color turbio, lechoso (espeso) o bien anormal de la orina.
  • Aparición de sangre en la orina.
  • Fiebre y escalofríos (la fiebre puede representar que la infección alcanzó los riñones).
  • Vómitos y náuseas.
  • Mal en el costado o bien espalda (señala infección en los riñones).
  • Comúnmente, las mujeres sienten una veloz presión por arriba del hueso púbico y múltiples hombres sienten una dilatación del recto.
  • Estar más irritable de lo común.

    Prevención

    Proseguir una dieta balanceada y llevar un procedimiento de vida ventajoso para la salud tienen la posibilidad de contribuir a impedir una infección urinaria; además de esto es recomendable no retener la orina y tomar agua de forma recurrente, cuando menos dos lts. diarios, puesto que esto favorecerá la diuresis.

  • En la situacion de las mujeres con menopausia, emplear una crema de estrógenos es eficaz en el instante de achicar las opciones de contraer una cistitis.
  • Mear después de cada coito para remover probables agentes infecciosos.
  • Evadir la ducha vaginal como procedimiento para achicar la ocasión de embarazo.
  • Mudarse el bañador después de cada baño y evadir el frío en la zona.
  • Tener cautela con ciertos preservativos, cremas espermicidas o bien el diafragma, puesto que no son aconsejables para personas prestas a padecer infecciones urinarias. En esta situación, se sugiere acudir al especialista para adoptar un procedimiento anticonceptivo diferente.
  • Utilizar cremas lubricantes durante las relaciones sexuales: La irritación vaginal postcoital es una causa muy frecuente de infección en la vejiga; la utilización de lubricantes es una forma eficaz de evitar el roce y, entonces, probables infecciones.
  • Llevar ropa con tejidos naturales. Las prendas ajustadas y fabricadas con fibras sintéticas contribuyen al avance de cistitis de repetición. En consecuencia, es preferible seleccionar por materiales que dejen la transpiración como el algodón.

    En la situación de los pequeños recién nacidos y jóvenes, es notable mudar los pañales de forma recurrente, así como enseñar a los jóvenes en los hábitos higiénicos que deben hacer después de haber orinado o bien defecado.

    Tratamientos

    El régimen para luchar las infecciones del electrónico mingitorio tiene dentro antibióticos, si están causadas por bacterias, o bien antivirales (como el aciclovir) si están causadas por virus. Para administrar de forma eficaz uno y otro género de medicamento, el médico especialista tiene la ocasión de hacer una prueba de sensibilidad o bien antibiograma, que le contribuye a elegir el más efectivo contra el género de microorganismo que está generando la infección. Los antibióticos más utilizados son el trimetoprim, la amoxicilina y la ampicilina. Además de esto una clase de fármacos llamados quinolonas fueron aprobados en los años precedentes para el régimen de las infecciones del tracto mingitorio, como son la ofloxacina, ciprofloxacina y trovafloxina.

    Ya antes de iniciarse el régimen con antibióticos, el médico establece si el tolerante sufre algún trastorno que consiga agudizar la infección, como una alteración de la actividad inquieta, una diabetes o bien una reducción de las defensas del organismo que consiga achicar la destreza de este último de luchar la infección. En pacientes que padecen infecciones por Chlamydia o bien Micoplasma se hace principal un régimen más extenso con tetraciclina o bien una conjunción de trimetoprim y sulfametoxazol. Un examen siguiente contribuye a confirmar que el tracto mingitorio está libre de gérmenes. Los pacientes con infecciones de riñón graves deben ser hospitalizados hasta el momento en que consigan tomar fluidos y fármacos por su cuenta.

    Los doctores creen que tomar enormes proporciones de agua contribuye a adecentar el tracto mingitorio de bacterias y que es preferible no fumar más (el tabaco es el principal causante del cáncer de vejiga) y de tomar café, alcohol y comidas con condimentas mientras que la infección se sostenga. Si la infección hay que a una obstrucción física de la orina (a una piedra, por poner un ejemplo), puede ser precisa la cirugía para remover aquello que genera la obstrucción o bien corregir una viable anomalía física como tendrían la posibilidad de ser una útero y una vejiga caídos.

    La litotricia extracorpórea puede desintegrar la piedra a través de ondas de choque producidas a través de un electrónico llamado litotritor. Además de esto puede eliminarse una piedra del riñón a través de la nefrolitotomía percutánea, que se encuentra en una chiquita incisión en la espalda para hacer un túnel directo al riñón por donde se introduce un instrumento llamado nefroscopio, que se usa para encontrar y conseguir el cálculo. Para aliviar los rastros que producen las infecciones del tracto meadero emergencia urinaria, mal al mear, espasmos, etc.) se utilizan diferentes géneros de fármacos como la atropina y la fenazopiridina.

Compartir