¿Qué es el naproxeno sódico?

Compartir

Al hacer referencia de naproxeno sódico nos referimos a un anti inflamatorio, el cual no posee ningún tipo de esteroides, al igual que otros analgésicos como el paracetamol y el ibuprofeno, pero es de vital importancia determinar en qué momento se debe ocupar para dar alivio a los dolores del cuerpo.

Este al igual que el Naproxeno habitual, es muy utilizado para tratar aquellos dolores que se relacionen directamente con afecciones de huesos y músculos, es por esta razón que se hace tan común hallarlo como fuente de tratamiento para esos malestares corporales que involucran  la artritis y la osteoartritis.

Este se puede usar para tratar leves dolores de cabeza y musculares, pero pese a que sirve como solución para muchas personas, no es una opción  muy recomendable, si consideras la gran gama de opciones que se pueden encontrar en el mercado que logran cumplir con nuestras necesidades mejor esta opción, por lo cual este es un medicamento que únicamente cuenta con su respectiva recomendación médica al tratarse de dolores de músculos y huesos.

Efectos contrarios al naproxeno sódico

Hablar de naproxeno sódico nos indica una porción de 50 miligramos adicionados de sodio, dato con el cual muchas personas se podrían llegar a confundir y pensar que esto evita la aparición de una serie de efectos adversos que trae la ingesta de algunos fármacos.

Al ser un antiinflamatorio no esteroideo, cuenta con un patrón de efectos secundarios bastante característicos entre los cuales el que principalmente se destaca es el daño que se produce con el tracto intestinal.

Este es un medicamento que debe ser evitado por personas que padecen algunas enfermedades cardiovasculares incluso que posean algún tipo de antecedente de dolencias hepáticas, pues llegar al consumo recalcado de este analgésico podría ocasionar algunos daños en el hígado.

Por la misma potencia que conlleva consumir el naproxeno sódico y el grado de agresividad que este posee debe ser evitado a toda costa por las personas que padecen enfermedades relacionadas con la hipertensión.

Igual que todos los antinflamatorios existentes en el mercado, es muy recomendable que no sea consumido por aquellas mujeres que se encuentran en un periodo lactante o de embarazo, pues consumir estos fármacos puede llevar al punto en que puede generar problemas en el desarrollo del bebé, asimismo se puede generar una baja calidad de leche.

De esta forma se puede concluir que los efectos adversos del naproxeno sódico son iguales a los del ya mencionado naproxeno tradicional, dejando de lado la manía de pensar que los 50 miligramos adicionados evitan esta serie de contraindicaciones.

Cabe aclarar que el sodio agregado es únicamente para crear una acción más rápida en nuestro cuerpo, pues como se mencionaba con anterioridad no representa ningún tipo de mejora sobre los ya mencionados efectos secundarios, entre los cuales se pueden encontrar: Una rara sensación de sed, luego de la ingesta de este fármaco, incalculables dolores de cabeza llegando hasta el punto de presentar de una forma más extraña algunos síntomas de gripe

Compartir