Todo lo que necesitas saber para acabar con la celulitis

Compartir

La palabra celulitis se usa a menudo como término general debido a sus consecuencias visibles, en particular su desagradable apariencia de “piel de naranja”.

La palabra celulitis (definición = inflamación de la célula) es un término médico que abarca varias patologías:

  • mala circulación local
  • retención de agua
  • fibrosis de los tejidos hipodérmicos
  • Aumento del volumen de adipocitos (células grasas).

Cabe señalar que la piel de naranja es un problema típicamente femenino y basado en el número de veces que los remedios para la celulitis aparecen en revistas femeninas, sitios web y blogs, supongo que este es un problema que aún no hemos resuelto. Como eliminar la celulitis es una pregunta que muchas mujeres se hacen y para lograr este objetivo hay que conocer el tipo de celulitis. Existen 3:

  • celulitis acuosa: aspecto más liso y menos parecido a un colchón
  • celulitis adiposa: piel más suave
  • celulitis fibrosa: piel supletoria, menos dolorosa al tacto

La mayoría de las fuentes concuerdan en que la aparición de hoyuelos de celulitis ocurre debido a problemas o desequilibrio en el tejido conectivo y la grasa en el cuerpo de una persona, pero hay muchas teorías acerca de lo que puede causar este desequilibrio. Al parecer según los estudios se dice que las hormonas, la dieta, el estilo de vida y por supuesto la genética juega un papel importante, pero realmente no es nada absoluto. Mientras que las personas con sobrepeso son propensas a tener una mayor probabilidad de contraer celulitis, muchas mujeres delgadas también se quejan de ello.

Métodos para acabar la celulitis

Naturalmente:

Abajo están los remedios naturales que he probado yo mismo o que he recomendado fuentes confiables. Los remedios que te mencionare te deben ayudar a equilibrar el tejido/grasa conectiva en el cuerpo y abordar las muchas causas posibles. ¡De cualquier manera, estas cosas no nos harán daño, al contrario, son beneficiosas por otras razones también, así que vale la pena darle una oportunidad!

Cepillado en seco

Este es un remedio para el que puede no haber ninguna evidencia científica de que funcione, pero que cuenta con un gran apoyo anecdótico. De cualquier manera, no se siente nada mal y además de ayudar a estimular el flujo sanguíneo y linfático en el cuerpo.

Consumir gelatina

La gelatina favorece el crecimiento de la piel, cabello y uñas. Es bueno para las articulaciones y puede ayudar a su recuperación. Puede ayudar a estirar la piel suelta (como el tipo de piel que se obtiene después de tener cuatro bebés en cinco años…)

Puede mejorar la digestión ya que se adhiere naturalmente al agua y ayuda a que los alimentos se muevan más fácilmente a través de la vía digestiva.

Exfoliante de café

Los exfoliantes de café también pueden ser beneficiosos para reducir la celulitis. El masaje y la exfoliación favorece la piel ya que se encarga de estimular el flujo sanguíneo y linfático y la cafeína en el café tiene un efecto tensor. Pinterest es moteado con cuentas de café exfoliantes y envolturas trabajando para reducir la celulitis y la piel floja, y como los otros remedios, al menos vale la pena intentarlo.

Otras técnicas

El ultrasonido ofrece excelentes resultados en el campo de la pérdida de peso y permite trabajar eficientemente en todos los tipos de celulitis. Existen varias opciones dependiendo del tipo de celulitis que padezcas.

  • El ultrasonido de alta frecuencia alisa el aspecto “colchón” y reafirma la piel.
  • El ultrasonido de baja frecuencia activa la lipólisis natural y hace que los tejidos se vuelvan más abundantes. Ayuda a drenar y suavizar la piel de naranja, ocupando grandes superficies.
  • La cavitación ayuda a eliminar las células adiposas locales difíciles de desplazar.

Por otro lado, también existen ciertos tipos de gel que tienen cualidades adelgazantes y reafirmantes, y por supuesto que con el uso constante lograran disminuir la piel de naranja además de tener un efecto duradero.

Por último, te recomendamos beber mucha agua y realizar ejercicio físico diariamente al menos 30 minutos cada día.

 

Compartir